ANTONIO FLORES JIJÓN (1833 - 1915)

"¡Ojalá solamente la verdad sea la que juzgue al señor doctor Antonio Flores en el tiempo! ¡Estos son los votos del amigo!" (Federico González Suárez)
PRESIDENCIA DE ANTONIO FLORES JIJÓN Período Presidencial: 17 de agosto de 1888 a 10 de junio de 1892. Primera Dama: Leonor Ruiz de Apodaca, cubana. Vicepresidente: Pedro José Cevallos Salvador. A. Flores Jijón
EL DIPLOMÁTICO

Antonio Flotres Jijón nació el 23 de octubre de 1833 cuando su padre, el general Juan José Flores, era presidente del Ecuador. Cursó la educación secundaria en el liceo Enrique IV de París y estudió Derecho en la Universidad San Marcos de Lima. Durante la primera presidencia de García Moreno fue embajador en París, Londres y Washington. Medió sin éxito ante el general Tomás Cipriano Mosquera en el encuentro armado de 1863 entre Ecuador y Colombia y obtuvo en Roma la reforma del Concordato. Al final de la segunda presidencia de García Moreno fue comisionado fiscal en Londres para la conversión de la deuda externa, pero tuvo diferencias de criterio con el presidente y regresó a Washington. Asesinado el presidente García Moreno, Flores fue candidatizado por un ala del partido conservador. En la campaña se mostró ingenuo y arrogante y fue derrotado 14 a uno por Antonio Borrero. Fue a vivir en Nueva York. Siete años después regresó para participar en la última fase de la guerra de la Restauración contra Veintemilla. El 9 de julio de 1883 en la batalla de Guayaquil, como general honorario y director de la Reserva coronó el cerro de Santa Ana, ocupó el norte de la ciudad y fue el primero que abrazó a Miguel Valverde, torturado por Veintemilla. Fue diputado por Pichincha en la Convención de 1883 a la que propuso la abolición del diezmo. En la administración de Caamaño, fue ministro plenipotenciario en Europa y tramitó con el Vaticano la sustitución del diezmo. Allí se granjeó la simpatía del papa León XIII, quien, más tarde, lo defendió contra el fanatismo de algunos obispos y conservadores. El presidente Caamaño hizo proclamar la candidatura de Flores para el período de 1888 a 1892. Hubo apatía en la campaña, pero ayudado por Caamaño triunfó con 30 mil votos. Flores se hallaba en París cuando le llegó la noticia de su elección; quiso renunciar, mas el Vaticano le pidió que no lo hiciera. Terminada la presidencia regresó a París a reunirse con sus hijas. Poco después fijó su residencia en Niza (Francia). Solía ir cada verano a Suiza y allí murió el 30 de agosto de 1915. El poeta y ensayista cuencano Remigio Crespo Toral dijo de él: "Era un hombre encantador, deferente a las insinuaciones de la amistad, sabroso conversador, ingenuo y chispeante... en todo campo, su mano manejaba la pluma con la misma destreza que el florete, sereno siempre, sonriente y dominador de sí mismo". "Cuando desaparezcan ciertos mitos, con desconocimiento tristísimo de los hombres y de las cosas de nuestra patria, se hablará de Rocafuerte, García Moreno y Antonio Flores, merecedores ellos sí, de la gloria suprema de la estatua en todas nuestras ciudades", escribió el historiador Luis Robalino Dávila.
EL PROGRESISTA
Flores se posesionó el 17 de agosto en la catedral. En su mensaje se identificó como miembro del Partido (Católico) Republicano, más conocido como Progresista; pidió a los ecuatorianos que le ayudaran a conservar la paz, a conciliar los ánimos y a gobernar con la razón y con la ley; dio amnistía a los montoneros presos, ofreció tolerancia a la oposición razonada, tocó con tino la debatida cuestión de los diezmos, pidió al Senado un crédito de 10 mil sucres para que el Ecuador tomase parte en la próxima Exposición Universal de París y limitó su programa de Gobierno a cuatro puntos: educación, comunicaciones, recuperación del crédito público e inmigración extranjera El respeto a los derechos humanos y civiles y a la ley, bases del Progresismo, le granjeó el aprecio de los liberales. La amnistía a los montoneros, neutralizó a los radicales. Su tolerancia y modernismo le valió la oposición cerrada de los conservadores más derechistas y del sector fundamentalista de la jerarquía católica, que se expresaban en el Semanario Popular , órgano de la Sociedad Católico-Republicana (conservadores), en El Amigo de las Familias, en cartas pastorales, folletos y hojas sueltas. El diezmo gravaba un décimo a la producción agrícola y era rematado por particulares que lo recolectaban en especie durante las cosechas. Se trataba de un privilegio concedido a principios del siglo XVI por el papa Julio II al Rey de España y que había sido heredado por los gobiernos hispanoamericanos. El Estado se quedaba con un tercio de él y la Iglesia con el resto. Era un impuesto abusivo porque castigaba la producción total sin tener en cuenta ni el precio del dinero invertido ni las variaciones del clima. Dio pie a sublevaciones indígenas y a la explotación por parte de los diezmeros. El 16 de noviembre de 1889, mediante un acuerdo con monseñor José Macchi, delegado apostólico del Papa, Flores logró la sustitución del diezmo con el impuesto predial del 3 por mil y por un impuesto de 80 centavos por cada 46 kilogramos de cacao exportado. Esta medida favoreció a los exportadores, pues les permitía competir en igualdad de condiciones con los de otros países libres del diezmo. Favoreció también al pequeño propietario campesino. Perjudicó a los hacendados latifundistas dueños de tierras semicultivadas, a quienes el remate de los diezmos confería un poder de control social. Así se explica la lentitud de la negociación con Roma, la alianza, de hecho, entre liberales, progresistas, agro-exportadores y el Vaticano y la feroz oposición de los conservadores y de algunos obispos. El Papa tuvo que intervenir para moderarlos y defender al presidente. El mismo sector se opuso a que Ecuador concurriera a la Exposición Universal de París en 1889 para celebrar el centenario de la Revolución Francesa. El Congreso negó el presupuesto de los 10 mil sucres solicitados. Flores renunció a la presidencia. El Congreso no le aceptó la renuncia, los exportadores guayaquileños le dieron 20 mil sucres y Ecuador expuso en su pabellón de 100 metros cuadrados cacao, café, algodón, quina, maderas, cereales y una docena de otros productos a más de una colección arqueológica precolombina. De 100 expositores ecuatorianos, 83 alcanzaron premios. La media de premios de otros países fue de 53 por ciento. Los argumentos esgrimidos contra la participación fueron de naturaleza religiosa: "No correspondía a una República consagrada oficialmente al Sagrado Corazón de Jesús tomar parte en la celebración de la gran fecha en que comenzó la apostasía social", argüía Ignacio Ordóñez, arzobispo de Quito, en su vigésima carta pastoral.

LA DEUDA EXTERNA
Flores sabía de finanzas y se propuso renegociar la deuda externa y, a la vez, conseguir préstamos frescos para continuar con los trabajos del ferrocarril de Guayaquil a Quito. Logró que el Congreso aprobara un acuerdo con el Consejo de Tenedores de Bonos. La deuda de 2'246.560 libras esterlinas se convirtió en la "Nueva Deuda Externa Consolidada del Ecuador" por 750.000 libras al 4.5 por ciento de interés, y se empezó a pagarla con un impuesto adicional del 10 por ciento a los derechos aduaneros. Contrató la terminación del ferrocarril Durán-Yaguachi, la reparación de la vía a Chimbo y la construcción del tramo Chimbo-Riobamba. Dotó de muelles de hierro a Guayaquil y Durán. Se formó para administrar estos proyectos una compañía europea, la del conde Tadeo d'Oksza, a la que cederían sus derechos y obligaciones la Compañía del Ferrocarril y Obras Públicas de Guayaquil, compuesta de capitalistas guayaquileños. El conde se comprometió a depositar en un banco europeo una garantía de dos millones de francos. Luego de complejas negociaciones, el proyecto se puso en marcha. Pero los conservadores liderados por Camilo Ponce Ortiz desde el Consejo de Estado calificaron el contrato de oneroso por el costo del kilómetro y la presunción de incumplimiento de las cláusulas, pues los contratistas europeos no habían depositado todavía los dos millones de francos en efectivo. El asunto tuvo cariz político. El contrato fracasó. La oposición interna fue feroz en el Congreso de 1890. Se esgrimió en contra de Flores la presencia de sus parientes en las negociaciones de la deuda externa y en otros puestos de la administración pública. Se le acusó de peculado. Se habló de "La Argolla". Flores se defendió planteando juicios penales a los calumniadores. El presidente modernizó el sistema fiscal en las aduanas, y los monopolios del Estado en los timbres y el impuesto a los bienes raíces; saneó la moneda, redujo de 12,9 a seis por ciento el interés de los préstamos hechos al Gobierno por los bancos particulares, arregló otras deudas del Estado, intentó sin éxito crear lo equivalente a un Banco Central del Ecuador y aumentó el monto del presupuesto destinado a la educación. De acuerdo con el Tratado de Arbitraje Espinosa-Bonifaz y a solicitud del Ecuador se realizaron negociaciones directas con el Perú para el arreglo de "las cuestiones de límites pendientes ". El resultado de este esfuerzo fue el Tratado Herrera- García de 1890. Ecuador renunciaba a una considerable porción territorial, pero conservaba el acceso directo al Marañón entre el Chinchipe y el Pastaza. "Esta fórmula significaba que Ecuador estaba dispuesto a ceder al Perú Tumbes y Jaén, conservando para sí Quijos y parte del Mainas", dice el ex canciller Luis Valencia. El Congreso del Ecuador aprobó de inmediato el Tratado. El del Perú lo aprobó el 20 de febrero de 1891, pero con modificaciones que privaban al Ecuador del acceso directo al Marañón. Por este motivo el Congreso ecuatoriano de 1894 retiró la aprobación que había dado a ese Tratado. "Se ha cumplido ", dijo el presidente en el mensaje al Congreso de 1892, "el programa de Gobierno: hállase virtualmente restablecido el crédito... ; se han construido varias vías de comunicación, entre otras, la "vía Flores"; se ha preparado el terreno para la inmigración; todo ecuatoriano está en su hogar o puede regresar tranquilamente a él sin excepción alguna... ; no he querido ser jefe de ningún partido sino de la Nación ".
PAG INICIAL