LUIS CORDERO CRESPO (1833 - 1912) ( 1829-1908)
"La nueva faz de la deuda externa es debida a las patrióticas y reiteradas gestiones del ínclito ciudadano a quien voy a suceder en la presidencia" (Luis Cordero Crespo, Mensaje a la Nación) PRESIDENCIA DE LUIS CORDERO CRESPO Período Presidencial: 1 de julio de 1892 a 16 de abril de 1895. Primera Dama : Cordero había enviudado antes de la presidencia. Estuvo casado con Jesús Dávila y Heredia. En la presidencia conoció a la quiteña Josefina Espinosa Astorga, con quien casó luego de la presidencia. Vicepresidente : Pablo Herrera : hasta enero de 1894. Vicente Lucio Salazar : hasta el 16 de abril de 1895. Salazar fue presidente en ejercicio entre el 16 de abril y el 5 de junio de 1895. Luis Cordero
CANDIDATOS

Faltaba más de un año para que Flores terminara la presidencia cuando 600 vecinos de Azogues y 200 de Cañar presentaron la candidatura del general Francisco Javier Salazar, ministro del Interior y de Relaciones Exteriores. Lo presentaron como candidato del Partido Nacional o Progresista. Los vecinos fueron probablemente movidos por Ramón Borrero, ferviente progresista, o por José María Plácido Caamaño, gobernador del Guayas. La candidatura de Salazar, militar distinguido y civilista, fue bien recibida, pero Salazar murió de fiebre amarilla en Guayaquil. Era septiembre de 1891. A las cuatro horas del fallecimiento de Salazar, Caamaño cablegrafió a Quito proponiendo el nombre de Luis Cordero. Estuvieron con Cordero los progresistas, muchos liberales y sobre todo los de Guayaquil, el Ejército y la mayoría de empleados y funcionarios del Gobierno. El candidato de los conservadores fue Camilo Ponce Ortiz, apodado "El Candidato Popular". Lo apoyaban su numerosa e influyente familia, la Iglesia y connotados liberales y radicales de Quito especialmente. Las elecciones tuvieron lugar en los días 10, 11, 12 y 13 de enero de 1892. Se supo el resultado de ellas el 8 de febrero: Cordero obtuvo 36.357 votos; Ponce, 26.321. Ponce ganó en Imbabura, Pichincha, Chimborazo y Loja. Antes de ser elegido, Cordero había publicado una Manifestación de Catolicismo y, a raíz de la elección, editó un agradecimiento muy modesto a sus electores, en el que elogiaba a su opositor, Camilo Ponce.

EL HOMBRE
Luis Cordero nació en Surampalti, Déleg, hoy provincia del Cañar, el 6 de abril de 1833. Fueron sus padres Gregorio Cordero Carrión, pequeño agricultor y comerciante, y Josefa Crespo Rodríguez, ambos venidos a menos a consecuencia de varios saqueos de su almacén en Cuenca durante las guerras de la independencia. Sus padres le enseñaron la primaria, ingresó al Colegio Seminario Conciliar de Cuenca, del cual fue secretario y luego catedrático de Gramática, Filosofía Racional, Matemáticas y Humanidades. En la crisis de 1859 combatió contra Guillermo Franco y a favor del Gobierno Provisorio de Quito. En esta ciudad obtuvo en 1861 y 1862 los grados de maestro en Filosofía y bachiller y doctor en Jurisprudencia. En 1865 se incorporó de abogado ante la Corte Superior de Cuenca. Luego de ejercer la profesión por unos años, se dedicó a la extracción y exportación de cascarilla y adquirió cierta fortuna. Se volvió enemigo de García Moreno por los actos dictatoriales contra el presidente Carrión. Diputado por Azuay en 1867, propuso la creación de las universidades de Cuenca y Guayaquil y fue el único representante que no ratificó la elección de Javier Espinosa por haber sido impuesta. El gobernador de Cuenca lo desterró a Loja bajo la falsa acusación de haber apoyado el golpe del general José Veintemilla contra García Moreno en Guayaquil. En la campaña de la Restauración armó con su peculio una columna de 100 hombres y la comandó para favorecer el avance del general Francisco Javier Salazar a Riobamba y Quito. Integró el Pentavirato del Gobierno Provisorio desde febrero de 1883, en el que fue útil por sus contactos con Guayaquil y por su habilidad de orador. Con el sueldo que ganó en el Pentavirato construyó la Escuela San José para los hermanos cristianos de La Salle en Cuenca. Fue senador por Cañar en 1885 y presidió el Senado en 1891. Luego de renunciar la presidencia en abril de 1895, se retiró a Cuenca. En 1896 contrajo matrimonio con Josefina Espinosa Astorga, quiteña, de la que se habla enamorado cuando presidente. Enviudó en 1900. El presidente Eloy Alfaro lo nombró ministro plenipotenciario para representar al Ecuador en el centenario de la Independencia de Chile en 1910. Fue rector de la Universidad de Cuenca desde 1910 hasta su muerte ocurrida en Cuenca el 30 de enero de 1912. Cordero fue un escritor nato, fácil, atildado y seguro. Escribía en prosa y en verso y también en verso jocoso y a veces satírico. Pero fue sobre todo periodista a lo largo de su vida. Tenía una hermosa letra. Fue miembro de la Academia Ecuatoriana de la Lengua. Hablaba y escribía el quichua y publicó un Diccionario Quichua-Español, Español-Quichua, premiado con la Gran Medalla de Oro en la Exposición Internacional de Madrid en 1892. Escribió poesías en quichua que fueron traducidas a varios idiomas. Le gustaba la Botánica en la que descolló como práctico y también como taxónomo. Publicó una Enumeración botánica de las principales plantas así útiles como nocivas, indígenas o aclimatadas que se dan en las provincias de Azuay y Cañar. Sembró los pinos araucaria excelsa, -pinos de Escudillas- en el parque Abdón Calderón de Cuenca. Los trajo en macetas desde Lima. Tradujo del francés artículos sobre la explotación racional y sustentable de la cascarilla a fin de que no se extinguiera. Era un apicultor afamado. En 1917, póstumamente, fue coronado poeta nacional en Cuenca.
"Bonísimo, cristiano de verdad, ameno, chispeante, hermoso tipo de hombre, simpático en la extensión de la palabra", dice el historiador Luis Robalino Dávila. Y a este hombre que impulsó notablemente la educación durante su presidencia, le cupo cargar, por patriota, ingenuo e indeciso, con el sambenito de la "Venta de la Bandera", detonante de la Revolución Alfarista del 5 de junio de 1895
PAG INICIAL